Declaración.

Durante mucho tiempo pensé que mi dedicación al dibujo, en mis primeros años era una forma catarsis, sin objetivo alguno. Ahora, pasado ya un tiempo, aprendidas nuevos conceptos nuevas herramientas, he encontrado esta forma de comunicar lo que ha sido mi existencia, al plano del lenguaje visual. Tengo muchos deseos de comunicar angustias, temores y delirios de lo que ha sido pasar justo en este corto lapso de tiempo en este planeta, de existir en este mundo y de lo que veo en él.

He dibujado mucho, sobre todo en mi niñez y adolescencia, hubo un momento donde se detuvo con mucha fuerza. Después que he entendido de que tenía que hacer algo con lo que me ha  sucedido, quise ser participe de todas estas manifestaciones de las que me siento empática (cómo con el feminismo, el veganismo, etc.)
Hago muchas ilustraciones, dibujo, pinto, tratando de hacer un eco en eso que compartimos todos, me parece que el lenguaje visual es un lenguaje universal, viene a la percepción.

Mis compañeros fervientes en todo este proceso son lápiz y el papel, han sido mucho tiempo de trayectoria, y el deseo de no dejar esto de lado crece cada día más. A veces una imagen dice más que mil palabras. A través de ellos marco mis primeras líneas ya sea de lo que fuese a ser, un mural, una pintura, un diseño, un dibujo o un ilustración. Intento tener un idea viva, últimamente enfocarme en que deseo decir.

Con mucha paciencia y amor, me dedico a lo que le quiero decir al mundo